Extracto de aloe vera (Aloe Barbadensis)

El aloe vera es famoso por sus extraordinarios efectos en el cuerpo humano y en la piel. Para nosotros es muy importante ya que retiene humedad y ayuda a hidratar la piel.


Extracto de algas doradas (laminaria Ochroleuca)

Los estudios clínicos han descubierto que este extracto de algas puede reducir la producción de interleucinas, que son sustancias que producen enrojecimiento e irritación (en la piel sensible, luego de tomar sol, tras los lavados).


Extracto de curry (Helichrysum Italicum)

Los efectos regenerativos del extracto de esta planta reducen la formación de arrugas y contrarrestan los radicales libres. La colagenasa y la elastasa son enzimas dérmicas que contribuyen a la manifestación de señales visibles de envejecimiento, como arrugas o flacidez.


Algas comestibles (Alaria Esculenta)

El extracto de estas algas comestibles contiene ácidos grasos con un alto nivel de omega-3 y omega-6. Estos ácidos permiten la protección natural de la piel, y evitan que pierda colágeno y elasticidad.


Flor eléctrica (Spilanthes Acmella)

El extracto de esta hermosa flor verde y amarilla produce un efecto reafirmante inmediato. Según varios estudios, podemos ver que el uso de la flor eléctrica sirve para ayudar a relajar los músculos faciales. Esto, a su vez, ayuda a reestructurar, tonificar y suavizar el cutis.


Extracto de raíz de jengibre (Zingiber officinalis )

Una combinación de ingredientes naturales como la canela y el jengibre, que resultan muy efectivos para combatir el acné y, además, tienen efectos antiinflamatorios.


Extracto de suculentas (Salicornia herbacea extract)

El alga que la que proviene este extracto es muy singular y reconocida por sus propiedades humectantes notablemente únicas. Estimula la síntesis y el almacenamiento de la urea directamente en la epidermis. También ayuda a mantener el equilibrio de agua, a evitar la pérdida de agua y a incrementar el nivel de hidratación de la piel en más de un 6000 %.


Extracto de té verde (Camellia Sinensis Extract)

El extracto de té verde produce un efecto beneficioso en la piel gris y cansada. Mejora la firmeza y el brillo de la piel, y también ayuda a reducir las bolsas debajo de los ojos.


Aceite de avena (Avena sativa)

Es un aceite liviano, claro y dorado que contiene ceramidas, antioxidantes, ácidos grasos esenciales, vitamina E, fosfolípidos y tocoferoles. Gracias a esta mezcla, sus efectos son antioxidantes y antiinflamatorios. Además de los fosfolípidos y los antioxidantes, también es muy rico en saponinas, que actúan a nivel local y brindan una humectación más profunda tras la penetración en la piel.
 


Hialuronato de sodio

Realza la firmeza y la elasticidad de la piel, y permite la formación de colágeno y de fibras elásticas. Usamos, por un lado, hialuronato de sodio de bajo peso molecular, que fortalece la síntesis de fibras de colágeno y penetra las capas más profundas de la piel; y por otro lado, el de alto peso molecular, que actúa en la piel a nivel superficial creando una capa protectora con un efecto reafirmante.


Colágeno soluble (Soluble collagen)

Este tipo de colágeno ralentiza las señales de envejecimiento prematuro y reduce la apariencia de las arrugas, a la vez que suaviza la piel y la mantiene hidratada. Como resultado, resulta muy eficaz por su efecto reafirmante.


Extracto de tomillo (Thymus Vulgaris extract)

El extracto de tomillo, que se obtiene con un método patentado de extracción especial, mejora la piel con acné de muchas maneras. Su efecto antiinflamatorio previene la oxidación de lípidos de la piel, contrarresta la formación de comedones, reduce el enrojecimiento y mantiene el equilibrio del sebo de la piel. De esta forma, se limita la producción excesiva de lípidos que da origen al acné.

Alantoína

La alantoína se considera un ingrediente humectante eficaz en nuestros productos. Sus cualidades suaves y antiirritantes lo convierten en un complemento excelente de los productos rejuvenecedores para todas aquellas personas que sufren de piel sensible y propensa a la irritación. Además, la alantoína es un queratolítico conocido, lo que significa que puede incrementar el contenido acuoso de las células mientras que contribuye al proceso de descamación de las capas externas de la piel.


Aceite de argán (Argania Spinosa Kernel Oil)

El aceite de argán produce efectos rejuvenecedores importantes, restablece la vitalidad de las pieles cansadas, humecta, suaviza, pule y favorece la regeneración, elimina los radicales libres y protege contra posibles lesiones. Se trata de un poderoso antioxidante que acelera la sanación de lesiones superficiales.


Extracto de flor de árnica (Arnica Montana flos)

Extracto de árnica montana extraído de las flores de árnica (flor árnica). Es antibacteriano, antiinflamatorio, humecta la piel y ayuda a regenerarla.


Extracto de rosal silvestre (Rosa Canina Seed Extract)

El extracto y el aceite de rosa canina se extraen de las semillas de los rosales, y contienen una gran cantidad de vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales que repercuten de manera increíble en la piel. Sus ácidos grasos nutritivos, junto con la parte acuosa, lo convierten en el humectante perfecto. Además, elimina la visibilidad de las zonas pigmentadas, del acné y de cualquier otro posible problema cutáneo.


Aceite de jojoba (Simmondsia Chinensis Oil)

El aceite de jojoba es la cera líquida que se encuentra en las semillas de la planta simmondsia chinensis. Su estructura se diferencia de la de muchos otros aceites porque es biocompatible. Esto significa que la piel puede absorberla con facilidad. Regenera la piel, la hidrata y la protege contra lesiones cutáneas.


Polisacárido (Biosaccharide Gum - 1)

Ingrediente humectante y relajante. Trabaja uniendo el agua con la epidermis y creando una capa que atrae la humedad a la piel para ayudar a que se sienta suave y delicada. Además de brindar humectación duradera, funciona como antiirritante.


Extracto de membrillo (Cydonia Oblonga )

Gracias a los extractos hidroglicerinados de las hojas de membrillo, que pulen la textura de la piel y limitan el brillo, es posible revitalizar la apariencia de las pieles grasas.


Extracto de algas rojas (Jania Rubens Extract)

Originaria de las aguas europeas, la jania rubens es un alga roja calcificada de color rojo rosado. Gracias a la gran concentración de minerales y de oligoelementos, su extracto brinda humectación y protección. De hecho, la concentración de minerales y de oligoelementos de la jania rubens es entre 20 000 y 40 000 veces mayor que la del agua del mar. Se utiliza para aclarar e hidratar la piel.


Ácido salicílico

Este ingrediente multifuncional combate muchas de las causas sistémicas de los problemas cutáneos y del acné. Su principal beneficio es exfoliante: ayuda a eliminar la piel muerta de forma similar a como actúa la piel cuando somos más jóvenes. Al penetrar los revestimientos de los poros de la piel y exfoliarlos tanto por dentro como por fuera, este ingrediente resulta particularmente eficaz para disminuir erupciones, incluidos los puntos negros y los puntos blancos.


Extracto de baya de pino amarillo (Hippophae Rhamnoides)

También conocido como pino amarillo, esta baya es una importante fuente de vitamina C y de varias vitaminas A y B, vitamina E, licopeno, fitoesteroles y numerosos compuestos fenólicos que brindan beneficios antioxidantes. Un aspecto único de este extracto de fruta es su capacidad para ayudar a estabilizar los elementos en la piel que normalmente se descomponen en presencia de peróxido y otros tipos de radicales libres. Al igual que otras bayas, también aporta un pronunciado efecto relajante sobre la piel.


Escualano

La parte saturada del ingrediente emoliente escualeno, que es un componente natural del sebo de la piel humana (aceite). Se trata de un ingrediente que humecta de forma profunda y actúa como fuente de reposición de ácidos grasos y antioxidantes. Ideales para pieles jóvenes o problemáticas por sus efectos rejuvenecedores que combaten las arrugas.
 


Ester C (Ascorbyl Tetraisopalmitate)

Antioxidante potente que protege la piel de los efectos de los radicales libres y combate las primeras señales de envejecimiento. Esta vitamina C natural repara y regenera las células, reduce las líneas finas y las arrugas, estimula la producción de colágeno, actúa como antioxidante para proteger la piel contra daños adicionales, y logra que la piel se vea más clara y con más brillo mientras combate las señales visibles del envejecimiento.